Encías sanas para estar bien


En Montes Noval no nos cansamos de repetir que el estado de tus encías incide directamente en tu estado general de salud, por eso te recomendamos cuidarlas de la mejor manera posible en nuestra clínica. Para ello nos ocupamos de la prevención, el diagnóstico y el tratamiento temprano de las enfermedades de las encías y los tejidos de soporte que rodean a los dientes.

¿Qué son las enfermedades periodontales?

Las enfermedades periodontales son procesos infecciosos tanto de los huesos como de las encías. Si no se tratan a tiempo, pueden llegar incluso a provocar la pérdida de los dientes.
- Predisposición genética
- Trastornos del sueño
- Alteraciones del sistema nervioso central (SNC): enfermedades, coma, drogas, lesiones, etc.
- Estrés
- Oclusión

Fases de la enfermedad periodontal:

Fase 1: Gingivitis

Se caracteriza por la encía inflamada y enrojecida y sangrado frecuente, pero la enfermedad periodontal aún no ha afectado al hueso.

Fase 2: Periodontitis

Se caracteriza por la destrucción del hueso que soporta al diente. Si no se trata a tiempo puede desembocar en la pérdida del diente. La encía está muy inflamada, presenta bolsas periodontales, movilidad dental o incluso exposición de la raíz y sensibilidad.

Causas de la enfermedad periodontal:

Placa bacteriana:

Como en la boca habitan diferentes tipos de bacterias que se depositan sobre la superficie de los dientes y en el surco gingival, es fácil que se forme placa bacteriana o sarro. El aumento y falta de control de la misma produce la enfermedad periodontal.

Genética

Aunque la enfermedad periodontal es causada principalmente por bacterias que atacan los tejidos de soporte de los dientes, también influyen otros factores como la genética del paciente.

Tabaquismo:

Otro factor que contribuye en gran medida a la aparición de la enfermedad periodontal.

Tratamiento de periodoncia


En Montes Noval realizamos un tratamiento de periodoncia que implica la corrección de la técnica de higiene para el control de la placa bacteriana y la eliminación de los factores que la han provocado. Por ello recomendamos seguir una alimentación equilibrada y mantener una correcta higiene mediante el cepillado y la utilización del hilo dental, así como la realización de limpiezas profesionales frecuentes en nuestra clínica.

Periodoncia y enfermedad cardiovascular

Múltiples estudios relacionan la enfermedad periodontal y la enfermedad cardiovascular. La razón es que la enfermedad periodontal, si no está bajo el control de tu odontólogo, proporciona una fuente de bacterias durante largos periodos de tiempo debido a su cronicidad. Esto convierte a la periodontitis en un factor de riesgo tan importante para la enfermedad cardiovascular como los lípidos en sangre, el índice de masa corporal y la presión sanguínea.

El dato: Un individuo que tuviera niveles de pérdida de inserción de más de 3 mm en más del 60% estaría en alto riesgo cardiovascular.